Minuta.
Salió de Tu boca
la palabra que me ahoGaba.

A ratos es demasiado soportar tanta Belleza,
tanta responsabilidad
sobre mis hombros...
y el criterio se hace infundado.

A ratos Tus curvas
se me presentan peligrosas,
muy cerradas,
y escarpadas las montañas
que Te decoran...
A ratos se vuelven aGujeros neGros
Tus ojos,
y Tus lunares
son meteoritos amenazantes,
y me pierdo en Tus pasadizos,
húmedos y traicioneros,
o me resbalo y pido Tu mano...

minuta.

Salió de Tu boca
la palabra que me ahoGaba.